Buscar
  • Equipo de Nutrigis Chile

Huertos Inteligentes: Caso de estudio con drones en mandarinos var. W.Murcott.

Actualizado: jul 15

Un manejo adecuado del riego es uno de los principales factores que afecta a los parámetros productivos y de calidad de los mandarinos (Citrus reticulata).

La producción de mandarinas a nivel mundial está al alza de la mano con el crecimiento productivo que tiene China (principal productor, consumidor y exportador). Rusia, por su parte, es el principal importador de mandarinas a nivel mundial, no obstante, EEUU registra los mejores precios CIF esta fruta, concentrándo el 94% de la producción chilena en el mercado estadounidense.


De forma paralela, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos Agroclimáticos del Ministerio de Agricultura mediante su Monitor Agroclimático del año 2019, informa de una mega sequía meteorológica de precipitaciones, estimada para el año 2020, llegando a un déficit de hasta un 100% de lluvias en la zona central del país.

Imagen 1.- Composición color real (RGB) del área de estudio.


Según ODEPA, entre los años 2003 y 2017, la superficie de mandarinos creció de 2.566 hectáreas a 6.796 hectáreas. Sin embargo, de acuerdo con los datos del catastro y según la variedad comercial, las clementinas se mantienen casi sin variación alrededor de las 2.300 hectáreas, mientras que las mandarinas suben de 260, a más de 4 mil hectáreas. Este fuerte aumento está explicado casi exclusivamente por crecimiento de una sola Variedad llamada W. Murcott que en el período 2003-2017 aumentó en 3.747 hectáreas.

Imagen 2.- Composición en falso color del área de estudio.


En aquel contexto, es de vital importancia desarrollar tecnologías que permitan ser eficientes con el uso del agua a nivel predial y, la teledetección, es una herramienta para avanzar de forma certera en la sustentabilidad económica y ambiental en huertos de mandarinos.

La temperatura de la hoja ha sido ampliamente reconocida como indicador del estado hídrico de las plantas, obteniendo un índice normalizado capaz de englobar parámetros ambientales y de manejo agronómico, que tiene directa relación con el estrés hídrico a nivel predial, denominado Crop Water Stress Index (CWSI).

Imagen 3.- Temperatura de la canopia (°C) de mandarinos a partir de sensores térmicos infrarrojos.



El índice CWSI va de una escala de 0 a 1, siendo los más cercanos al 1 los que se encuentran con un mayor grado de estrés hídrico (bajo mismas condiciones de manejo agronómico y edafoclimáticas).

Imagen 4.- Índice térmico CWSI en las hileras en estudio para evaluación y comparación de condiciones hídricas.


En un contexto de sequía y cambio climático, es de vital importancia monitorear el estado hídrico de las plantaciones de mandarinos que, generalmente, se ubican en zonas de clima mediterráneo, viéndose afectadas en mayor proporción por efectos adversos de cambio climático.


La problemática actual en este estudio de caso en mandarinos se reduce a tres ejes:

  • Factores de calidad y rendimiento heterogéneos al momento de la cosecha

  • Agua no se entrega en caudal homogéneo por las líneas de goteo, desconociendo la distribución espacial e impacto del problema

  • Necesidad de mitigar efectos de cambio climático para el productivo desarrollo de nuevas plantaciones de mandarinos

El huerto en estudio está emplazado en Santiago, Chile. La parcela está situada a 290 metros sobre el nivel mar. Se compararon 2 cuarteles problemáticos con una superficie total de 1,4 hectáreas. de Mandarinos var. W.Murcott sobre portainjerto C-35, con un total de 49 hileras. El año de plantación fue el 2017, se encuentra regado por goteo y presenta un marco de plantación de 5x2 metros.

Imagen 5.- Índice multiespectral NDVI (valores normalizado de 0 a 1) en las hileras en estudio para evaluación y comparación de condiciones de vigor y estructura de canopia.


El conjunto de bandas multiespectrales y térmica proporcionó una herramienta clave para identificar zonas de alto estrés, donde se entrega una aportación de agua mayor o menor al correspondiente, lo que se traduce en una mayor temperatura. Producto del estrés provocado por la humedad a nivel de raíces, se pudo avanzar dando solución a la problemática inicial, geolocalizando zonas problemáticas potenciales para su posterior manejo agronómico diferencial según los protocolos técnicos del campo.

Imagen 6.- Índice multiespectral NDRE (complementario a NDVI, con valores normalizados de 0 a 1) en las hileras en estudio para evaluación y comparación de condiciones de vigor y estructura de canopia.


Nutrigis Chile logró monitorear el 100% de una plantación, recolectando datos e información térmica y multiespectral que aportan de gran manera a la sostenibilidad de huertos de mandarinos, desde una perspectiva hídrica, económica y apoyo para la toma de decisiones en manejos agronómicos en condiciones de sequía y cambio climático.


El conocimiento de la estructura de la canopia y la geolocalización de zonas problemáticas, permitieron reducir el tiempo en monitoreo del campo, agregando competitividad profesional a la administración y operación técnica del campo, además, de aumentar la rentabilidad de cada uno de los recursos asociados al riego, podas, monitoreo fitosanitario y evaluación de rendimientos.


#MundoRural

#Agriculturadeprecisión

#Mandarinos

#Drones

#Chile

0 vistas

© 2019 hecho por Nutrigis Agromática S.p.A.

  • LinkedIn - Grey Circle
isologotipo.png